FELICIDAD PARA TODOS

FELICIDAD PARA TODOS

Datos personales

Mi foto
¡Qué bueno poder estar todos los días en contacto con los amigos! Y decirles mi mensaje de paz y de amor. Son muchos los que nos visitan y se nutren de los mensajes que les ofrecemos con tanto cariño. Presten especial atención a ORAR PARA SER FELIZ. Queremos aprender los caminos de la comunicación con Dios. Busquen el EVANGELIO DE CADA DIA. Encontraremos un comentario que nos hará apreciar más la Palabra de Dios. Sigan las anécdotas de REGALAR FELICIDAD y disfrutarán de historias positivas que nos llenarán de gozo. Pueden escuchar FELIRADIO, leer nuestra revista IMPULSOS EDUCATIVOS y saber las noticias de nuestra Fundación FELICIDAD PARA TODOS. Ahora estamos volcados con Haití. Prestamos ayuda desde República Dominicana. Seguiremos durante mucho tiempo apoyando la reconstrucción de este país, el más pobre de América. Estamos en contacto con Parroquias de Puerto Príncipe y apoyaremos varios proyectos con total dedicación. Gracias a todos los que colaboran con nosotros. Oramos todos los días por los amigos, socios, padrinos y colaboradores de FELICIDAD PARA TODOS. Estamos A su disposición siempre. P. Gregorio Mateu

P. GREGORIO MATEU

P. GREGORIO MATEU
Franciscano TOR y Presidente de la ONG Felicidad para todos

viernes, 22 de junio de 2018



EVANGELI



Día litúrgico: Viernes XI del tiempo ordinario 
– 22 de Junio - 2018

Texto del Evangelio (Mt 6,19-23): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. »La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá!».

Hoy en día vemos al hombre muy afanado por hacer tesoros en la tierra, buscando aplausos y reconocimientos. Unos andan en busca de fama, otros andan en busca de puestos altos en la sociedad para ser vistos, Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Pablo sabía que las cosas de esta tierra son pasajeras, que los tesoros terrenales se pierden pero los celestiales permanecen para siempre.


El hombre está muy afanado por amontonar riquezas en la tierra, afanado por ganar el mundo entero con el poco tiempo que le fue dado, muchos andan buscando su propia vida y olvidándose de la vida eterna que solo en Jesús podemos encontrarEl mejor tesoro que podemos recibir es el favor de Dios para nuestras vidas a través del señor Jesucristo.


Seamos esas personas que no andan buscando aplausos y reconocimiento de los hombres, que hacen todas las cosas con la intención de agradar a Dios y no a los hombres. Aquellas personas que no se cansan de hacer el bien a aquellos que necesitan, que sus manos siempre están prestas para ayudar a los demás y glorifican a Dios con lo que hacen del cielo. Esas son las personas que viven por fe creyendo que Dios le proveerá para seguir ayudando a los demás, aquellos con mentalidad del reino que piensan,


Hoy es un nuevo día para cambiar de mentalidad, es tiempo de invertir en la bolsa de valores del cielo.  Si buscas recompensa de los hombres recompensa de los hombres recibirás y sabe que el hombre insensato no valorará tu esfuerzo, Dios sí quiere bendecirte y lo quiere hacer en abundancia.

Te aseguro que si empiezas a buscar el agrado de Dios en las cosas que haces, las cosas empezarán a cambiar de una manera extraordinaria porque Dios pondrá en tus manos todo lo que necesitarás para ayudar a los demás. Pondrá su palabra, sus dones, pondrá nuevas fuerzas, nuevas actitudes, un corazón nuevo conforme al de él, en el nombre de Jesús.
Para el mundo, ser feliz significa tener dinero, que el ladrón roba. Tener una casa que el fuego quema, tener un carro, tener buena ropa, tener buena educación, tener cosas en abundancia. Los hay que pasan la vida esperando algo maravilloso, y lo único que pasa de una forma inexorable es la misma vida 
Más valen riquezas de corazón que riquezas de posesión. No busques tesoros, tú eres un gran tesoro para Dios. (G.M.E.)

CAMINANDO SIN PARAR - 1


MUJERES CONSAGRADAS, SERVIDORAS FIELES

A pocas semanas de cumplir 111 años, falleció la misionera española Victoria de la Cruz García, de la Congregación de las Adoratrices, recordada por un video viral de 2017 en el que se le ve acompañando una canción con castañuelas junto a sus hermanas de comunidad en Tokio (Japón).
Vietnam presiona a religiosas para expropiar sus conventos
El Gobierno de Vietnam está presionando a dos comunidades de religiosas en las ciudades de Hanoi y Saigón para expropiar sus conventos.

Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, destacó el papel indispensable de las religiosas en los lugares de misión, así como su coraje para ir a zonas de conflicto y donde existe la trata de personas.

Luego de un operativo policial, fueron liberadas en Nigeria las seis religiosas de la congregación del Corazón Eucarístico de Jesús que permanecían secuestradas desde el 14 de noviembre.

Con el apoyo de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), las Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena lograron restaurar su convento, que fue destruido por el Estado Islámico en Irak, y hoy reciben a cientos de niños desplazados por la guerra.

El servicio audiovisual de la Archidiócesis de Valencia (España) ha publicado un documental “Hermanitas de los Ancianos Desamparados: en las puertas del cielo” en el que muestran la labor de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

jueves, 21 de junio de 2018



EL ARTE DE LA PACIENCIA




El alma a veces se precipita. Se acelera en las decisiones que toma. Quiere caminar más rápido sin importa AndDiicrle aquel que va más lento. No tolera las más mínimas imperfecciones y contrariedades de la vida. Quiere que todo sea perfecto. Quiere que todo ocurra ahora, inmediatamente. Que sucedan las cosas antes incluso de lo previsto.

La impaciencia me consume. Corro. Deseo llegar pronto. Soy impaciente con mis pasos lentos. Con mis límites y mis faltas. Soy impaciente con las mismas personas, cuyas debilidades me cuestan y me pesan. Camino rápido siguiendo una meta que he escrito en lo alto de una cima. O mejor una meta que ha escrito Dios en mi corazón herido. No me conformo con lo que poseo, quiero más y me impaciento.

Y hace poco alguien me hablaba de la necesidad de cultivar en mi alma la ciencia de la paz. Sí, tal vez la paz es fruto de las almas pacientes que no se precipitan en medio de las prisas. Quiero un corazón paciente para enfrentar las dificultades y los contratiempos. No deseo tomar decisiones precipitadas. No quiero dar pasos acelerados. Contemplo callado lo que mis ojos ven.

Quiero ser paciente como Dios que siempre espera a que yo vuelva a la puerta de su casa. Feliz, triste, arrepentido, esperanzado. Esa paciencia de Dios es en mi alma agua fresca como la brisa de una noche de verano. Llena de calma. Llena de estrellas. Confío en Dios que tiene tanta paciencia con mi vida

Quiero ser paciente. Descubrir la ciencia de la paz para vivir con más paz, para regalar paz a los que tienen guerra dentro de su pecho. Deseo ser más paciente con mis errores y los errores ajenos que tanto me turban y llenan de rencores. Quiero ser paciente con mis descuidos y olvidos. Qué rápido soy para juzgar las caídas, para apartar de mí al que no cambia! No tengo misericordia.

Quisiera ser yo continuamente. Tener paz para aceptar que los otros sean distintos. No quiero desear que el tiempo pase rápido. No pretendo que las cosas cambien de forma inmediata, ahora mismo.

La palabra de Dios, como espada de doble filo, me seduce, penetra mi alma, me vence. Me rompe por dentro para hacerse dueña de mí. Es el Dios de mi camino que me ha enamorado. Va a mi paso y no se altera. Me abraza con calma. No busca que yo acelere mi marcha. No espera que cambie de vida de una vez por todas. Me sostiene en mis debilidades.

Quiero ser paciente. Quiero ser fiel a la palabra entregada, al amor rendido, a mi vida hecha prenda en sus manos. Quiero mantenerme fiel a mí mismo. No dejar de lado el amor entregado. Me atrae esa ciencia de la paz. Acepto la vida como es. A las personas como son. A mí mismo en mi pobreza. (F.P.T.)


Dirección:

Plaza San Francisco número 7.

Código Postal: 07001.

Palma de Mallorca. Baleares. España.

Tf: (0034) 607907252