FELICIDAD PARA TODOS

FELICIDAD PARA TODOS
REGALA, REGALEMOS PAZ, FELICIDAD PARA UN MUNDO MEJOR

lunes, 17 de julio de 2017

EVANGELIO

18 de Julio, 2017
Tiempo Ordinario – Martes XV:
Peligros de hacer el sordo.

 Evangelio según San Mateo 11, 20-24
Se puso Jesús a recriminar  a las ciudades donde había hecho casi todos los milagros, porque no se habían convertido: «¡Ay de ti, Corazaín, ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, cubiertas de sayal y ceniza. Os digo que el día del juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. Y tú, Cafarnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno. Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que en ti, habría durado hasta hoy. Os digo que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma que a ti».


INVITADOS A REFLEXIONAR

Es lógico que no se pueda recoger donde no se ha sembrado; pero, la cosecha es abundante cuando el campo ha sido sembrado con semillas de calidad y debidamente abonado.

La reflexión que nos sugiere el Evangelio de hoy, nos invita a considerar las gracias, los beneficios, los dones que Dios ha depositado en nuestro corazón. Basta hacer un repaso a todo cuanto hemos recibido y seguimos recibiendo en nuestra vida.  ¿En qué familia has crecido? ¿Cómo te han cuidado tus padres? ¿Has agradecido el don de la vida? ¿Cómo has guardado la riqueza de la fe? ¿Has potenciado la educación recibida? ¿Has aprovechado los sacramentos? ¿Has hecho un recuento de tu inteligencia, tus habilidades, tu salud, tus amigos, tus maestros?

Cultiva tus talentos para servir mejor.
Cultiva tu educación para enseñar mejor.
Cultiva tu corazón para amar con más ahínco.
Cultiva tu fe para estar más cerca de Dios.
Cultiva tu oración para estar más atento a le voz de Dios.
Cultiva tu hogar con el abono de la unidad.
Cultiva tu Iglesia con la semilla de tu entrega.
Cultiva tu entorno con la lluvia del buen ejemplo.
Cultiva tu vida espiritual con la práctica de las virtudes.
Cultiva tus carismas regándolos con la lluvia del Espíritu.

El compromiso del cristiano debe darse en todas partes: en el hogar, en la Iglesia, en el deporte, en la política, en el trabajo, en la educación, en la ciencia, en el arte... ¿Se nota la presencia de los cristianos en el mundo civil? Es preciso florecer donde Dios nos ha plantado.

A todos se nos pedirá cuenta de nuestra administración, pero a algunos que tanto han recibido se les exigida mucho más. Creer es comprometerse. (P. Gregorio Mateu)

No hay comentarios:

Publicar un comentario